Saltar al contenido

Ingeniería, fabricación y construcción usan la Realidad Aumentada


Los arquitectos, ingenieros y diseñadores fueron de los primeros en adoptar la realidad virtual y aumentada.

Ahora usan herramientas de modelado de realidad virtual y 3D para visualizar espacios, así como para crear prototipos de cosas tan diversas como edificios y automóviles.

El impacto de la realidad virtual y realidad aumentada en la industria y la construcción

Estas tecnologías les permiten ver qué aspecto tendrá realmente algo antes de que se construya o se fabrique y detectar fallos que podrían conducir a sobrecostes, errores de diseño o riesgos de seguridad.

Las herramientas de realidad aumentada y mixta también permiten que una persona recorra un espacio virtual, digamos un edificio, y vea especificaciones técnicas e información sobre las instalaciones eléctricas, de fontanería y otros elementos de la construcción.

Usando unas gafas de realidad virtual durante la fase de construcción, los datos y gráficos se superponen a una vista física real de la habitación u objeto.

La realidad virtual aumenta la productividad y reduce los costes. Permite a las organizaciones trabajar de una manera más ágil y flexible.

“Hay una enorme cantidad de usos industriales para la realidad virtual”, señala la directora general de Accenture Labs en San Francisco.

“Estas tecnologías introducen capacidades que simplemente no existían en el pasado. Cambian y mejoran fundamentalmente los procesos».

El caso de Boeing

El gigante aeroespacial Boeing ha experimentado con Google Glass Enterprise Edition para agilizar los procesos de ensamblaje en sus fábricas.

Los aviones requieren el ensamblaje de decenas de miles de componentes, incluidos cables que vienen en miles de formas y tamaños.

En los últimos años, los ingenieros y montadores han utilizado archivos PDF para ver las instrucciones de ensamblaje. Sin embargo, usar un teclado durante el proceso de ensamblaje es tedioso y lento. La navegación por un teclado también aumenta el riesgo de error.

Trabajador con gafas vr en industria

En cambio, el sistema de realidad aumentada ofrece información contextual específica sobre cómo encontrar cables específicos, cortarlos e instalarlos.

Aunque Boeing había experimentado con pantallas de visualización frontal en el pasado (los primeros proyectos piloto de la empresa se remontan a 1995) Google Glass ayudó a que la iniciativa despegara.

Los técnicos se autentican simplemente poniéndose las gafas y escaneando un código QR. Inmediatamente ven instrucciones detalladas de cableado y otros datos cruciales en una esquina de las gafas.

La aplicación que impulsa el sistema, Skylight, incorpora gestos táctiles y de voz. Esto hace posible navegar por los pasos sin problemas y garantizar que las instrucciones correctas y la fase de montaje sean visibles en cualquier momento.

Glass and Skylight ayudaron a los trabajadores a reducir el tiempo de montaje en un 25 por ciento al tiempo que redujeron significativamente las tasas de error, según un ejecutivo de Boeing que supervisó el proyecto piloto.

El caso de la Ford

Ford Motor Co también está utilizando la realidad virtual para construir automóviles. Ha creado un laboratorio de vehículos inmersivo.

En 2013, el fabricante de automóviles examinó 135,000 artículos en 193 prototipos de vehículos sin construir un solo modelo físico.

El futuro en la industria de la realidad aumentada y la realidad virtual

Trabajador con gafas vr  en una fábrica

En el futuro, la realidad aumentada y la realidad virtual se usarán en todas las industrias para ver instrucciones de montaje, mantenimiento, soporte técnico, control de calidad y mucho más.

Un dispositivo, DAQRI Smart Glasses, pone un panel de control delante de los ojos de una persona. Esto significa que un trabajador puede moverse libremente por una fábrica y realizar tareas y funciones cuando sea necesario.

Es posible chatear por vídeo, ver especificaciones críticas, revisar modelos 3D y administrar controles digitales con las manos libres.

CONFIGURACIÓN